Entrada destacada

NUMERACIÓN DE CALLES EN LA COMUNIDAD RÚSTICA TRES ARROYOS.

Buenos días, ya disponemos de la numeración de las calles de nuestra urbanización, estamos a la espera de la instalación de carteles y números.

Se puede ir comprobando el equivalente entre el número de parcela antigua y la dirección nueva con nombre de calle y número. Se debe de buscar por calle, y si comprueban algún error, rogamos nos lo comuniquen por correo al cp3arroyos@hotmail.com.

Recomendamos poner la dirección nueva y entre-parentesis el número de parcela antiguo, hasta que pasen unos años y se normalice el callejero.

Pueden descargarse el listado aquí:

(CPR_Tres_Arroyos_numeracion_calles_y_carteles_corregido)

La Junta de Gobierno
Comunidad de Propietarios Rústica Tres Arroyos.

DENUNCIA MALTRATO ANIMAL EN NUESTRA URBANIZACIÓN.

Denunciamos aquí un acto vandálico contra unos gatitos que se ha producido dentro de nuestra urbanización, manifestramos nuestro enérgico rechazo  y deseamos que no vuelva a ocurrir. Dejamos esta pequeña exposición de nuestra vecina, y mostramos nuestra solidaridad en la denuncia de estos actos.

Somos un grupo de voluntarias de asociaciones animalistas y vecinas que cuidamos de la colonia felina que hay en la antigua venta “La Masía”, frente a la caseta de los buzones.

Nuestra labor se centra en el cuidado, rescate y ayuda a esos animales indefensos que, en su mayor parte, han sido abandonados a su suerte…

En muchas ocasiones hemos visto aparecer allí, de un día para otro, hembras mansas preñadas, cachorros y gatos jóvenes mansos y sociables. Sólo en el último año hemos rescatado y dado en adopción a 5 adultos (3 de ellos hembras) y a una decena de cachorros de distintas edades.

Pedimos RESPETO para esos animales y para nuestra tarea, que no hace daño a nadie.

Este pasado domingo 11 de abril, nos encontramos con un episodio de CRUELDAD inadmisible. Las imágenes os darán una idea

Una de nuestras compañeras, sobre las 14 h., encontró esta bolsa en la que algo se movía: 7 cachorros de distintas camadas muertos, y 1 superviviente …

¿Qué pretende quien haya hecho la matanza dejando a los gatitos allí de exposición? ¿Que nos llevemos un gran disgusto? Pues lo ha conseguido.

Pero los hechos han sido denunciados y seguiremos luchando para cuidarlos y protegerlos.

Pedimos la colaboración de los vecinos para evitar q los casos de maltrato, abandono y muerte se sigan produciendo.

NO al ABANDONO y al MALTRATO a SERES INDEFENSOS

BUZONES

Recordaros nuevamente a l@s usuari@s de buzones de correos, que para facilitarle a el cartero el trabajo, y que no deposite las cartas donde no le corresponden, pongáis él “número de buzón” y no el número de parcela.

También podéis poner el nombre, la nueva calle y número, entre paréntesis BUZON Nº , para que se vaya familiarizando correos con las calles y los nuevos números.

Comentaros que se han instalado 50 nuevos buzones, que todo aquel vecino que quiera disponer de un buzon, se ponga en contacto con el administrador (PEREIRA ARAGÜETE ABOGADOS. Sección fincas. Móvil 665135930) en horario de oficina, a ser posible.

Si lo podéis hacer llegar esto, a los vecin@s que no están en el grupo, sería de agradecer.
Un saludo para tod@s.

Vuestra vecina Isabel

TENENCIA DE ANIMALES: OBLIGACIONES Y NORMATIVA

La tenencia de animales es un derecho, ya sean animales domésticos o no y dicha tenencia está regulada por una normativa que en las últimas décadas enfoca la misma a la protección del animal y su tenencia.

Esta comunidad de propietarios no es distinta a las demás en este precepto, independientemente de que estemos hablando en una demarcación rústica, en la que se sobreentiende que podemos hacer y deshacer a nuestro antojo, incluyendo la tenencia de animales. Nada más lejos de la realidad y sobre todo de la normativa que todos estamos obligados a cumplir.

En la Comunidad de Propietarios Rústica de Tres Arroyos, este administrador ha recibido innumerables consultas por la tenencia de animales y las consecuencias derivadas o cuidado. La normativa es muy clara y taxativa. En su momento, se procedió a realizar una serie de consultas para que un experto pueda aportar los aspectos técnicos y posteriormente un estudio de la normativa y su aplicación.

Agradecer en esta exposición la colaboración desinteresada de la Policía Local de Badajoz que elevó nuestra consulta a los servicios veterinarios del Excmo. Ayuntamiento de Badajoz, concretamente a la clínica CLINIVEX que actualmente es la concesionaria de este servicio y posteriormente al veterinario D. Luis Aguilar Yuste, perteneciente a la Junta de Extremadura e inspector de la misma.

En primer lugar, debemos de atenernos a la Ordenanza Municipal reguladora de la tenencia y circulación de Animales (B.O.P. 31 de Marzo de 1998).

La tenencia de animales domésticos, canes, felinos y aves no de corral, animales estos que solemos tener en nuestros terrenos, ya sean para su guarda en el caso de los perros o actividades cinegéticas como a la cría de palomas o aves de competición.

En los casos de cría, se considera actividad y no tenencia, por tanto, deben de tener una licencia de actividad, apertura, seguros, etc.

Con respecto a las normas generales y no entrando mucho en materia.

Artículo 8. 1. El poseedor de un animal será directamente responsable de los daños, perjuicios y molestias que causará, de acuerdo con lo establecido en el artículo 1.905 del Código Civil, sin perjuicio de la responsabilidad subsidiaria del propietario.

Artículo 12. Los poseedores de animales de compañía deberán mantenerlos en buen estado de limpieza, así como conservar los habitáculos que los alberguen en adecuadas condiciones higiénicas y, en concreto———————————–

Artículo 15. 1. Se prohíbe la cría doméstica de aves de corral, conejos, palomas y otros animales análogos, así como el mantenimiento de bovinos de producción láctea (vaquerías) y otros animales de consumo dentro del casco urbano de Badajoz, de acuerdo con lo establecido en el artículo 13 del Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas. 2. En las pedanías se podrán mantener los animales descritos en el párrafo anterior, siempre que se cumplan las condiciones higiénicosanitarias establecidas en las normas de Salud Pública y Sanidad Animal.

Este caso es el que principalmente afecta a la comunidad, habitualmente, tenemos vecinos o nosotros mismos este tipo de explotaciones de autoconsumo que en otras comunidades autónomas tienen la calificación reglamentaria de corrales domésticos, en Extremadura no se contempla esta figura.

Por tanto, en base a este artículo, no debemos ni podemos tener esta serie de animales en nuestra propiedad. Pero en este sentido, siempre hemos aplicado el sentido común antes que la propia norma y nunca nos ha ido mal, es decir; una explotación y la tenencia son cosas muy distintas e interpretables, pero cuando esa tenencia de animales de corral o granja afecta a nuestros vecinos, la aplicación de la norma es la única arma que nos queda para enfrentar el problema, dándole una salida ciertamente desagradable.

La otra norma a estudio es LEY 8/2003, de 24 de abril, de sanidad animal.

En esta normativa de rango superior a la Ordenanza Municipal (Ley) debemos de destacar lo siguiente:

Art. 1Objeto y fines de la ley

  1. Son fines de esta ley:
  2. d) La protección de la salud humana y animal mediante la prevención, lucha, control y, en su caso, erradicación de las enfermedades de los animales susceptibles de ser transmitidas a la especie humana o que impliquen riesgos sanitarios que comprometan la salud de los consumidores.

Artículo 3. Definiciones. Al objeto de esta ley, se entiende por:

  1. Animales domésticos: aquellos animales de compañía pertenecientes a especies que críe y posea tradicional y habitualmente el hombre, con el fin de vivir en domesticidad en el hogar——————-

Artículo 7. Obligaciones de los particulares

  1. c) Aplicar y llevar a cabo todas las medidas sanitarias impuestas por la normativa vigente en cada caso, así como las medidas sanitarias obligatorias que se establezcan para prevenir las enfermedades de los animales, o consentir su aplicación, así como poner los medios necesarios para que se puedan realizar las citadas medidas con las debidas garantías de seguridad, tanto para los animales objeto de aquéllas como para el personal que las ejecute
  2. l) Mantener las condiciones sanitarias adecuadas de las especies cinegéticas, a fin de evitar la aparición de enfermedades.

Naturalmente, esta normativa es muy amplia y se enfoca principalmente a las explotaciones ganaderas, importación, exportación y un largo etcétera. Recordemos que a pesar de su enfoque especifico, tiene una parte de la aplicación para los particulares y no se prevé el ya comentado “Corral doméstico”.

Como conclusión, la tenencia de animales de granja o animales de compañía están sujetos a normas, estas normas son de obligado cumplimiento de todos, independientemente de la calificación del suelo.

Para tener animales de granja en nuestras propiedades, y decimos animales (varios, ya sean de una sola especie o de varias), especificando: gallinas, gansos, patos, pavos, conejos, perdices, palomas, etc, tendremos que obtener una cartilla ganadera para explotación y su tenencia según el Excmo. Ayuntamiento de Badajoz, algo impensable salvo que sea una granja debidamente acreditada.

La tenencia de estos animales que pudieran causar perjuicios a los vecinos, dentro del ámbito competencial del Excmo. Ayto. Badajoz es sancionable.

¿Esto quiere decir que no podamos tener un perro o unas palomas en nuestra propiedad? Taxativamente NO, pero en el caso de un perro ruidoso (ladridos constantes) mal cuidado o que no reciba la atención suficiente o la tenencia de animales de granja (domésticos) no teniéndolos adecuadamente o que puedan entrar en la “casa del vecino” puede conllevar a que nuestro vecino y ejerciendo sus derechos, exija que esa actitud por parte del propietario sea susceptible de inspección.

Estamos hablando de tenencia de animales y medidas zoosanitarias y sanitarias, no queremos entrar en materia con respecto al Reglamento de actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas, que en parte también nos afecta.

Finalmente, quisiéramos puntualizar sobre la tenencia de equinos en nuestras propiedades, este aspecto está mucho más regulado y las medidas cautelares implican la retirada del animal por las autoridades sanitarias en caso de incumplimiento de la normativa o exigencias para la tenencia de estos animales que es muy amplia.

Esperamos que esta breve exposición ayude a la convivencia con nuestros vecinos, la protección animal y su tenencia sin olvidar las responsabilidades sanitarias que conlleva este tipo de actividades que a nuestro parecer puede ser una mera anécdota tener cuatro gallinas, pero, esa tenencia implica respeto por nuestro entorno, nuestros vecinos y sujetos a norma.

Despacho Pereira Aragüete Abogados. Sección Fincas.
Administrador CPR Tres Arroyos.

El SES realiza durante esta semana y la próxima test de Antígenos masivos en los Centros de Salud

La elevada tasa de contagios en la ciudad de Badajoz ha llevado al Servicio Extremeño de Salud (SES) a decidir la realización de cribados masivos de test rápidos en las nueve zonas de salud de la ciudad, de manera progresiva.

Para los vecinos de nuestra Comunidad de Tres Arroyos, nos toca el Centro de Salud de Suerte Saavedra.

Pedir cita en el 924478905 de 8 a 14 horas a partir del lunes 25/1/21.

Pros y contras de domiciliación de los recibos de la comunidad

A favor

  • La comunidad se asegura los ingresos a fecha fija. Será más fácil adquirir compromisos de pago. El banco podría permitir algún descubierto, sabiendo cuándo y cuánto se ingresa.
  • Se facilita la administración de la comunidad, tanto si es responsabilidad de un profesional como si la lleva un comunero.
  • Muchos Administradores profesionales ofertan honorarios más ajustados cuando todos los propietarios tienen domiciliados sus recibos.

En contra

  • El comunero tiene que procurar que haya saldo suficiente en la fecha de domiciliación.
  • Si el propietario genera un recibo impagado, tendrá que hacerse cargo de los gastos de devolución.

A veces se pone como excusa para no domiciliar que así se evitan cargos no deseados o abusivos. Pero, si esto ocurriera, existe un amplio plazo de devolución, y de una manera muy sencilla. Detrás de estas excusas subyace muchas veces el deseo de retrasar el pago de forma deliberada. O una forma de protesta contra los morosos (“yo no pago hasta que no pague fulano”). No caen en la cuenta de que su insolidaridad perjudica a todos.

📰 INFORMACIÓN DE NUESTRA COMUNIDAD RÚSTICA TRES ARROYOS.

  • El 5/1/2016 había 427 domiciliaciones.
  • El 1/1/2017 había 439 vecinos con domiciliaciones.
  • A fecha 5/1/2021 tenemos 493 domiciliaciones, vecinos que pagan por domiciliación de la cuota de la comunidad en su banco.

Es un trabajo arduo y muchos vecinos mayores, prefieren pagar ingresandolo en la cuenta de la comunidad. REITERO LO IMPORTANTE: PONER NÚMERO DE PARCELA Y NOMBRE DEL PROPIETARIO EN LOS INGRESOS EN EFECTIVO, AUNQUE ACONSEJAMOS DOMICILIAR.

Con respecto a los deudores, cada vez son menos, este año pasado ya se llegaron a acuerdos y seguimos cada día disminuyendo la lista de deudores a la Comunidad Rústica Tres Arroyos.

Junta de Gobierno
Comunidad de Propietarios Rústica Tres Arroyos

Blog: https://cp3arroyos.wordpress.com/
Facebook: https://www.facebook.com/3arroyosbadajoz
Foro: http://www.foro-ciudad.com/badajoz/urbanizacion-tres-arroyos/

PROPUESTA DE AUMENTO RECORRIDO BUS CPR TRES ARROYOS.

 

Adjuntamos archivo pdf de la solicitud con fecha de registro 10 de agosto 2020, así como foto de la misma, donde puede verse el recorrido propuesto, pero no hemos tenido respuesta del ayuntamiento, ni de la empresa de transporte. Si algún vecino tuviese contacto, porque en esta ciudad lo único que funciona es eso, ruego eche una mano.

Escrito 200806_Propuesta_aumento_recorrido_bus_tres_arroyos

 

 

Lesiones por mordedura de perro.

¿Ha sufrido alguna vez una mordedura de perro o el ataque de un animal y le causó lesiones?

Si es así no deje de leer este artículo que publicamos hoy, seguro que le sirve a la hora de tomar una decisión por su parte en cuanto a una posible reclamación por daños corporales o lesiones físicas.

En estas líneas les queremos mostrar qué debe de hacer Usted  ante la circunstancia de ser atacado por un animal o sufrir una mordedura de perro y cuál es la responsabilidad que se les exige a los propietarios de animales ante este tipo de hechos.

Si Usted como consecuencia de una mordedura de un perro sufrió lesiones, le aconsejemos  que cuente con un profesional que le asesore de forma adecuada, le reclame no solamente las lesiones si no a la vez aquellos gastos médicos derivados de la mordedura o ataque  del perro.

Aquí  le explicamos qué razas de perros son considerados potencialmente peligrosos y obligaciones de sus dueños, las infracciones y sanciones en las que puedan incurrir por no cumplir lo establecido en las diferente Ley que lo regula y como se pueden valorar las lesiones sufridas por Usted.

Responsabilidad de propietarios de Animales

Responsabilidad Civil

Todo propietario de un animal doméstico responderá civilmente de los daños que éstos ocasionen a terceros.

Los actos de un perro y sus consecuencias son responsabilidad de su dueño.

La acción jurídica de la que deriva la responsabilidad de los perjuicios causados por el perro a un tercero es la responsabilidad extracontractual regulada en los Arts. 1902 y ss. del Código Civil quedando expresamente regulado en el Artículo 1.905 que literalmente establece: “El poseedor de un animal, o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causare, aunque se le escape o extravíe

Excepciones en que la ley exime al dueño

El Código Civil menciona en su artículo 1.905, sobre las obligaciones de un dueño con respecto a su perro, la figura del poseedor del animal. Es decir, si el dueño deja en manos de una tercera persona la supervisión y cuidado de su perro, será ella quien tenga que asumir las consecuencias en caso de que el animal atacara a una persona u otro animal.

No obstante, la ley exime de responsabilidades al poseedor de un perro que protagonice una agresión -u otro tipo de daños- en otros dos casos:

  1. En caso de fuerza mayor (1). Es decir, si el perro se escapa porque se ha producido una situación catastrófica, como un incendio o un terremoto, o bien si ha sido robado.
  2. Si la culpa es de la víctima de la agresión, por haber hostigado o agredido al perro.

En cuanto a la carga de la prueba de la acreditación de la culpa de la víctima o bien de la “culpa del que lo hubiera sufrido” en atención al Artículo 217.3 Ley de Enjuiciamiento Civil deberá ser el propietario o poseedordel animal quién la deba acreditar o probar, puesto que, caso contrario, no podrá aplicarse dicha exclusión de responsabilidad recogida en el Art. 1905 Cc.

(1)Artículo 1105 CC: “Fuera de los casos expresamente mencionados en la ley, y de los en que así lo declare la obligación, nadie responderá de aquellos sucesos que no hubieran podido preverse o, que, previstos, fueran inevitables”

Perros de raza “potencialmente” peligrosa (PPP)

La responsabilidad del propietario de un perro de raza considerada “potencialmente” peligrosa conlleva un mayor número de obligaciones con respecto a su tenencia.

Legislación
  • Real Decreto 287/2002, de 22 marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999 sobre Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos
  • Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos
  • Decreto 30/2003, de 13 de marzo, por el que se aplica el R.D. 287/2002 y se crean los registros de perros potencialmente peligrosos
Definición

Son animales potencialmente peligrosos (1), entendiendo por tales, con carácter genérico, todos los que, perteneciendo a la fauna salvaje, siendo utilizados como animales domésticos o de compañía, con independencia de su agresividad, pertenecen a especies o razas que tengan capacidad de causar la muerte o lesiones a las personas o a otros animales y daños a las cosas.

Y aquellos  animales domésticos o de compañía que reglamentariamente se determinen, en particular, los pertenecientes a la raza canina, incluidos dentro de una tipología racial, que por su carácter agresivo, tamaño o potencia de mandíbula tengan capacidad de causar la muerte o lesiones a las personas o a otros animales y daños a las cosas.

Siendo las razas peligrosas : Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffodshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu o cruces de las mismas, además de aquellas razas con fuerte musculatura, pelo corto, cabeza voluminosa, cuello ancho o peso superior a 20 kg (2)

Obligaciones de los dueños de PPP

a) La licencia administrativa para la tenencia de animales peligrosos

Este documento tiene carácter unipersonal, y la deberán obtener, tanto el propietario como otras personas que pudieran manejen al animal en espacios públicos o privados de uso común.

La licencia habrá de obtenerse con carácter previo a la adquisición del animal, o en el plazo de un mes desde que el animal pudiera haber sido calificado como Potencialmente Peligroso de no pertenecer a las razas ya definidas como tales.

b) El registro de animales potencialmente peligrosos

La Ley 50/1999, por la que se regula el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos, establece como obligatoria la inscripción de estos animales en un registro municipal, especialmente habilitado para ello.

Esta inscripción tiene carácter individual (una por cada animal), y ha de solicitarse (en cualquier oficina de registro) dentro de los 15 días siguientes a la obtención de la licencia.

Este Registro recoge los datos personales del tenedor, las características del animal que hagan posible su identificación, y el lugar de residencia del mismo, especificando la finalidad de su tenencia: compañía, guarda, protección, etc.

El traslado de uno de estos animales de una Comunidad Autónoma a otra, sea con carácter permanente, o por período superior a tres meses, obligará a su propietario a comunicarlo a los correspondientes registros municipales.

c) Seguro responsabilidad civil obligatorio.

Según la norma estatal (Real Decreto 287/2002) los perros considerados peligrosos están obligados a formalizar un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros con una cobertura no inferior a ciento veinte mil euros (120.000 €).

Pero como cada comunidad autónoma es competente para legislar en esta materia (Madrid: 120.000 €; Castilla y León 180.000 €; Cataluña 150.000 €; Galicia 125.000 €; etc.) observamos la disparidad de criterios.

Por ello, se debería asegurar a los perros con una cobertura de responsabilidad civil nunca inferior a 180.000 euros, válida para cualquier comunidad autónoma.

(1) Art.2 Ley 50/1999 de 23 de diciembre, sobre Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos

(2)Anexo I y II del RD 287/2002 e 22 marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999 sobre Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos

Infracciones y sanciones

Las infracciones administrativas se califican en leves, graves y muy graves.

Se consideran infracciones leves:

a) La no actualización de los datos de cualquiera de los registros dentro de los plazos preceptivamente señalados.
b) El incumplimiento meramente formal que no constituya infracción grave o muy grave.
c) Toda actuación que trate de eludir la efectividad de las normas y medidas de vigilancia y control establecidas en cumplimiento de esta Ley, siempre que no sea susceptible de calificarse como otro tipo de infracción.
d) La falta de colaboración en las labores de inspección practicadas por la Administración con ocasión de las medidas acordadas con arreglo a la presente Ley.
e) La venta de animales de compañía a los menores de dieciocho años y a incapacitados sin la autorización de quienes tengan la patria potestad o custodia de los mismos.
f) La donación de un animal de compañía como premio, reclamo publicitario, recompensa o regalo de compensación por otras adquisiciones de naturaleza distinta a la transacción onerosa de animales.
g) La tenencia de animales en locales o alojamientos que no se atengan a lo preceptuado en la presente Ley o normativa específica que le resulte de aplicación.

Se consideran infracciones graves:

a) Maltratar, torturar o infligir daños a los animales o someterlos a cualquier otra práctica que les pueda producir sufrimientos o daños injustificados.
b) Abandonarlos.
c) El uso de sistemas destinados a limitar o impedir su movilidad injustificadamente.
d) El mantenimiento de los animales en estado de desnutrición o sedientos, sin que ello obedezca a prescripción facultativa, o mantenerlos en instalaciones indebidas desde el punto de vista higiénico-sanitario.
e) La esterilización, la práctica de mutilaciones y el sacrificio de animales sin control veterinario o en contra de las condiciones o requisitos establecidos por la presente Ley.
f) Obligarlos a trabajar o a producir de forma que se ponga en peligro su salud.
g) Enajenarlos, a título oneroso o gratuito, con destino a su sacrificio, sin la oportuna diligencia sanitaria.
h) El incumplimiento, por parte de los establecimientos para el mantenimiento temporal, criaderos o establecimientos de venta, de los requisitos y condiciones establecidos en la presente Ley.
i) La venta ambulante de animales fuera de los mercados ganaderos o ferias autorizadas.
j) La cría y comercialización de animales sin las licencias y permisos correspondientes.
k) Suministrar a los animales sustancias no permitidas por la legislación vigente con el objeto de aumentar su rendimiento o producción, o alimentos o sustancias que puedan causarles sufrimientos o daños innecesarios y siempre que dicha conducta no se encuentre tipificada y sancionada mediante legislación básica estatal.
l) Venderlos, donarlos o cederlos a laboratorios o clínicas y particulares, al objeto de su experimentación, sin la correspondiente autorización de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente. ll) La posesión, exhibición, compraventa, cesión, circulación, donación o cualquier otra forma de transmisión de especies protegidas por los convenios internacionales suscritos por España, sin los correspondientes permisos de importación expedidos por las autoridades designadas por el Gobierno de la Nación para el cumplimiento de lo expuesto en los citados convenios.
m) La no destrucción de las cadáveres de los animales de conformidad con la normativa vigente.
n) El incumplimiento de los programas y medidas zoosanitarias de obligado cumplimiento, incluida vacunaciones y tratamientos, que afecte gravemente al estado sanitario de los animales o de las explotaciones ganaderas.
ñ) No poner en conocimiento de los servicios competentes, de forma inmediata, la existencia de enfermedades infectocontagiosas de acusada gravedad o de gran poder difusivo.
o) El incumplimiento de lo dispuesto en los artículos 20, 26 ó 28 de esta Ley.
p) Falsear la documentación presentada ante la Administración Autonómica en expedientes relativos a lo regulado en esta Ley.
q) La obstaculización de las labores de inspección practicadas por la Administración con ocasión de las medidas acordadas con arreglo a la presente Ley.
r) La posesión de animales no censados y/o identificados de acuerdo con la normativa que le resulte de aplicación.
s) El no suministro a la autoridad competente, por parte de los veterinarios en ejercicio libre de las clínicas, consultorios u hospitales veterinarios, del contenido de los archivos que contengan la ficha clínica de los animales objeto de vacunación o de tratamientos obligatorios.
t) El transporte de animales con vulneración de los requisitos establecidos por la normativa vigente.
u) La obstrucción de la actuación inspectora adoptada por la Administración con ocasión de las medidas acordadas con arreglo a la presente Ley.
v) La ausencia de libros-registro de carácter obligatorio, así como la no cumplimentación de los mismos conforme a los requisitos legalmente establecidos.

Se consideran infracciones muy graves:

a) Haber sido sancionado por la comisión de dos faltas graves en dos años.
b) Maltratar, torturar o infligir daños a los animales o someterlos a cualquier otra práctica que les pueda producir la muerte.
c) Suministrarles sustancias no permitidas por la legislación vigente que puedan causarles la muerte y siempre que la misma conducta no esté tipificada y sancionada por legislación básica estatal.
d) Su utilización en espectáculos, peleas, fiestas populares y en otras actividades, cuando ello comporte crueldad o malos tratos, con las excepciones previstas en esta Ley.
e) Organizar y celebrar peleas de gallos, perros y prácticas similares.
f) La prestación onerosa o gratuita de recintos o terrenos para la celebración de espectáculos o prácticas prohibidas por la presente Ley.
g) La filmación de escenas con animales que conlleven crueldad, maltrato o sufrimiento, sin autorización previa del órgano competente de la Comunidad de Extremadura, cuando el daño sea simulado.

Artículo 33 Sanciones

A las infracciones a que se refiere la presente Ley, le serán de aplicación las siguientes sanciones:

a) Infracciones leves: Multa de 60 a 300 euros.
b) Infracciones graves: Multa de 301 a 1.500 euros.
c) Infracciones muy graves: Multa de 1.501 a 15.025 euros.
d) En los supuestos de la comisión de dos o más faltas muy graves podrá imponerse el cierre temporal, por un máximo de dos años, de los establecimientos en donde se cometieran dichas infracciones.

La cuantía de la sanción se graduará en base a los siguientes criterios: a) Intencionalidad o reiteración.
b) Daño producido o causado.
c) Beneficio ilícito obtenido.
d) Reincidencia, entendiéndose como tal la comisión en el término de un año de más de una infracción de la misma naturaleza, cuando así haya sido declarado en virtud de resolución firme.
e) La trascendencia social o sanitaria.

(Ley 5/2002, de 23 de mayo, de Protección de los Animales en la Comunidad Autónoma de Extremadura)

 

 

Valoración del daño corporal

Para determinar el alcance de las lesiones y secuelas existen varios parámetros que pueden ser aplicados en función del caso concreto y de las circunstancias del mismo, al no existir una específica regulación que exija uno u otro

– Valoración del perjuicio siguiendo criterios de valoración de supuestos como los de negligencias médicas basados en parámetros de cuantificación de perjuicio por los totales perjuicios causados, por el alcance propio del daño moral y del patrimonial y/o por la pérdida de oportunidades o de expectativas; criterios descritos en la Sentencia del Tribunal Supremo de 4 de marzo de 2011, nº 101/2011, rec. 1918/2007,

– Aplicación analógica del Baremo de Accidentes causados por vehículos a motor. A favor de la aplicación de este modo de valoración está la “objetividad” en su cuantificación si bien, como contra está la escasa valoración del daño en muchas secuelas como la psicológica y los episodios de terror/insomnio/miedo que conllevan muchos ataques de perros a sus víctimas.

La problemática de la inclusión en dicha valoración del daño moral, es una cuestión que ha sido resuelta por el Tribunal Supremo en el sentido de excluir la reclamación específica del daño moral cuando se aplica como criterio valorador del daño el llamado “Baremo”.

Por ello, la elección del modo de cuantificación del daño debe basarse en el caso concreto así como en las máximas de la prudencia.

En relación a este tipo de asuntos cabe citar algunas recientes Sentencias dictadas por distintas Audiencias Provinciales por su interés en la materia; entre otras, SAP Zaragoza, Sección 4ª, de 25 de enero de 2006; SAP Barcelona, Sección 17ª, de 10 de noviembre de 2011 y la SAP Lleida, Sección 2ª, de 12 de junio de 2014.

Responsabilidad Penal

El artículo 147 del Código Penal se refiere a las lesiones dolosas y en el podríamos incluir aquellos casos en los que se utilice un perro como arma de ataque contra cualquier persona de forma intencionada.

Con la reforma del Código penal y la desaparición de las faltas y lesiones por imprudencia leve (art. 621 CP), o las mordeduras de perro (art. 631.1CP) la responsabilidad se deriva a la vía civil.